Blockchain_Banca para Empresas

Que es el blockchain, lo explicamos para no programadores

Gestión Financiera

21 Noviembre, 2019 | Publicado por LABORAL Kutxa

¿Quién no ha oído hablar en los últimos tiempos del blockchain, las criptomonedas, el bitcoin o la minería de datos? Estos conceptos se han convertido en cada vez más usuales, pero puede ocurrir que, a pesar de estar ya acostumbrados a ellos, no sepamos a qué se refieren ni su aplicación a la economía. Aquí ofrecemos una breve introducción para que los más legos en la materia se pongan al día.

El blockchain se trata de una tecnología basada en “cadenas de bloques” mediante los que se puede intercambiar información sin necesidad de intermediarios. Su aplicación más conocida son las criptomonedas, pero tiene también otros usos.

Las “cadenas de bloques” son grandes bases de datos que registran los intercambios de información entre los usuarios de la red blockchain. Los registros están enlazados (por eso se trata de una cadena) y encriptados. Cuando se realiza un intercambio, varios usuarios de la red se encargan de verificarlo y validarlo. De esta manera, el bloque correspondiente se registra en la cadena de bloques que está distribuida entre los usuarios de la red.

Como las cadenas de bloques sólo pueden ser actualizadas por consenso general, se consigue generar una base de datos compartida y sin que nadie tenga el control central. Si alguien quiere hacer una modificación en la base de datos no le valdría con hacerlo en su copia, debería implementar el cambio en todas las copias, lo que es virtualmente imposible, porque los datos son cifrados y tienen mecanismos de sincronización automática.

Blockchain en la economía: criptomonedas

Aunque Bitcoin es la criptomoneda más conocida, no es la única. En la actualidad pueden encontrarse más de 1.500, aunque dar un número exacto es complicado por la volatilidad de las divisas más recientes.

El funcionamiento de cada criptomoneda es similar. Todas emplean la tecnología blockchain. Los intercambios de información que registran son transacciones económicas. Como los bloques de información tienen una capacidad limitada, cuando uno de ellos ya no admite más transacciones hay que validarlo. Este proceso es lo que constituye la minería de datos.

Los mineros son equipos conectados a la red que ofrecen su capacidad de procesamiento para validar los bloques. Esa validación consiste en la realización de una serie de complejos cálculos que requieren tiempo y electricidad. Básicamente, se trata de que el bloque quede registrado de forma permanente en la cadena y no pueda ser modificado sin que se alteren todos los restantes bloques enlazados con él.

Cuando los mineros reciben una transacción, realizan dos comprobaciones consultando la cadena de bloques: se valida que la cuenta receptora no haya recibido anteriormente esa transacción y también se verifica que esa cuenta no haya gastado aun la cantidad enviada. Para esto es necesario que las transacciones estén ligadas a una clave privada. Cuando un minero consigue validar un bloque, recibe a cambio una retribución en criptomonedas.

El uso de las criptomonedas en la economía real está cada vez más extendido. En la actualidad pueden adquirirse con bitcoins toda una gama de productos y servicios, existe una tarjeta de débito enfocada a los pagos en criptomoneda, hay plataformas para comprar en Amazon con criptomonedas, pasarelas de pago por móvil, y cada vez más establecimientos aceptan pagos con criptomonedas.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*