Errores que se cometen a la hora de innovar e intraemprender

Economía Social

9 Enero, 2015 | Publicado por LABORAL Kutxa

En estos últimos tiempos se habla mucho de innovación e intraemprendimiento. El primero permite incorporar un valor añadido a un producto o un servicio o simplemente crear algo nuevo. En el segundo caso se puede hacer esto mismo pero siempre se produce dentro de una empresa que ya existe.

Sin embargo, innovar e intraemprender no es fácil. La guía El estado del arte del emprendimiento lean en Españaes muy útil para comprender estos procesos. En ella aparecen ejemplos prácticos de lo que se hace, lo que no se hace o lo que se debería de hacer, pero en vez de resumir dicha guía, nos centraremos en algunos de los errores que aparecen en ella a la hora de innovar, crear una nueva empresa o intraemprender.

Errores a la hora de innovar

emprender

Imaginemos que tenemos una idea genial para crear un servicio, el primer paso que tenemos que dar es preguntarle a nuestra cuñada si lo compraría. Si ha entendido lo que le queremos vender ya es un paso. Creemos que es necesario invertir grandes cantidades de dinero para testear el mercado pero no es así. Realizar encuestas es una herramienta muy útil para saber si lo que vendemos será comprado o no y para ello debemos encontrar el marco adecuado con el menor costo posible y con unas preguntas que nos ayuden a definir bien el producto o servicio.

Con esa información realizaremos un Producto Mínimo Viable. El error que cometen algunas personas es trabajar demasiado en perfeccionar este producto para no dejar una mala impresión en el potencial cliente y demorar el proceso hasta que otra empresa saca el producto y se quedan fuera del mercado.

Si no hemos caído en este error, entonces llega el prototipo. Otro fallo es no tener en cuenta el papel para hacer el prototipo. ¿Cuántas veces fabricamos un avión en nuestra infancia? Tras hacerlo volar y ver los fallos lo perfeccionamos, pues en este caso actuaremos igual. El papel es un recurso barato y en él se representa muy bien lo que queremos. Podemos hacer el producto físico o simplemente desarrollar por escrito lo que queremos hacer.

Superada esta fase supongamos que nuestro producto ya está en el mercado. Deberemos medir su impacto, pero no debemos de utilizar una métrica stándard. Adaptémosla a nuestras necesidades para conocer nuestros puntos flacos.

Una vez realizado este trabajo no pensemos que éste se va a vender exponencialmente por el arte de birlibirloque. Es necesario planificar una estrategia para aumentar clientes y mejorar el producto para que las ventas crezcan.

Desventajas en el intraemprendimiento

¿Y qué pasa con el intraemprendimiento? Los errores son los mismos descritos anteriormente, la diferencia es que cuando una empresa encarga a un grupo de empleados que cree un producto o servicio nuevo pero le asegura su nómina, las ganas no son siempre las mismas. El grado de compromiso de los que crean una start up es mayor, se dejan la piel porque en esa empresa va su futuro sueldo.

Pero no podemos negar que disponer de una gran estructura (el intraemprendimiento suele ser consustancial a las multinacionales) nos facilita las cosas: Un gran equipo para realizar trabajos previos, una estructura que nos avala, un presupuesto mayor, y si no que se lo pregunten a los trabajadores de Google.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*