China_nodinero_Banca para Empresas

En China ya no se paga con dinero

internacional

17 Abril, 2018 | Publicado por LABORAL Kutxa

Pagar a través del móvil es una práctica habitual en el gigante asiático. Concretamente, en 2016 alrededor de 500 millones de chinos lo hicieron, un 31% más que en 2015, según los datos del estudio realizado por iResearch sobre pagos a través del móvil.

Las aplicaciones que copan el mercado chino a la hora de realizar los pagos son Alipay, que representan el 54,1% y WeChat Pay, con un 37%. Dichas aplicaciones utilizan códigos QR que son generados por el propio móvil y que son válidos solo durante un minuto de tiempo. Este código es escaneado por otro móvil o por un láser que permite que se realice la transferencia. El usuario puede elegir entre disponer de un monedero virtual o vincularlo directamente a la cuenta corriente.

Es tal el éxito del pago por el móvil que se puede utilizar tanto en grandes y pequeños establecimientos, como en puestos callejeros de comida, máquinas de vending o medios de transporte.

Factores que han favorecido el pago a través del móvil en China

Gran penetración de los smartphones: Existen más de mil millones de teléfonos móviles en circulación, la mayoría smartphones.

– Acceso a la red a través del smartphone: El 95% de los que disponen de smartphone utiliza su terminal para acceder a Internet.

– Aumento de la población joven: El 92% de los nacidos tras 1990 paga a través del móvil.

-Aplicaciones intuitivas: La sencillez es la clave del éxito de las aplicaciones para pagar a través del móvil que se han desarrollado en China.

-Gran desarrollo de la tecnología: WeChat empezó siendo un sistema de mensajería instantánea y actualmente ofrece un sinfín de servicios, incluido el de pedir cita con el médico o pagar la luz y el agua.

Peligros de los pagos por el móvil

Pero no todo iba a ser tan sencillo, también habrá algunos aspectos que cuidar. Pagar con el móvil también conlleva riesgos. Para hacerles frente en China están invirtiendo en ciberseguridad, aunque también existen otros inconvenientes, como la pérdida de privacidad.

– Recopilación de datos: Pagar a través del smartphone conlleva dejar rastro de nuestros hábitos. Estos datos serán recopilados por las empresas para tratar de vendernos sus productos y servicios.

– Los robos online: El 85% de los internautas chinos han sido víctimas de delitos online. Es por ello que la ciberseguridad se ha convertido en una prioridad para las empresas.  De hecho, los ingresos de la industria de la seguridad de internet de China ascendieron a 45.710 millones de yuanes (6.910 millones de dólares) en 2017 gracias al avance tecnológico de este sector emergente.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*