BE-Economia-gig

Qué es la economía ‘gig’ y cómo puede cambiar la visión del trabajo

Te interesa

2 Febrero, 2021 | Publicado por LABORAL Kutxa

Dentro del universo emprendedor existe un modelo de trabajo basado en la autonomía personal, la especialización y las nuevas tecnologías que ya ha empezado a condicionar el mercado laboral: la ‘gig economy’.

Se trata de un modelo de empleo en el que un profesional freelance realiza para una empresa trabajos especializados pero breves, esporádicos y a través de internet. La economía ‘gig’ no puede englobarse dentro de ningún tipo de contrato de trabajo, sencillamente porque entre el profesional y la empresa no existe ninguna relación contractual. Esta modalidad se caracteriza por varios aspectos:

  • Es totalmente abierta y flexible. Una empresa ofrece un encargo a un profesional ‘gig’ y éste decide si acepta o no en función de las características del pedido, de su conveniencia, disponibilidad, tiempo, etc.
  • No existe contacto personal entre las partes. En muchas ocasiones los y las profesionales se encuentran a mucha distancia de su clientela. Los encargos se realizan a través del correo electrónico y no es necesario que exista una relación personal entre ambas.
  • Utiliza las tecnologías de la información. En la ‘gig economy’ la digitalización es básica para que las personas puedan realizar su trabajo y como herramienta para aumentar su visibilidad profesional.
  • Sin ataduras pero sin estabilidad. La flexibilidad y la libertad de elección tienen un precio, y ese precio se llama precariedad, entendida como falta de estabilidad y de seguridad.

La fórmula ‘gig’ es muy similar a la clásica figura del autónomo que trabaja por cuenta propia, pero se diferencia de ella en que estas personas reciben encargos esporádicos, de clientela diferente y sin ninguna periodicidad. De hecho, la traducción literal de ‘gig’ al castellano es “curro”, “bolo” o “trabajo temporal”, lo cual da una idea de lo efímera que resulta este tipo de relación laboral.

Ventajas y desventajas

A pesar de ello, la economía ‘gig’ es una modalidad al alza que ha empezado a crear tendencia por varias razones:

  • Supone una vía de acceso al mercado laboral de muchos millenials y de personas que han sufrido las consecuencias de la crisis y quieren regresar a él.
  • Da respuesta a las necesidades de subcontratación de servicios de las empresas que recurren a la externalización para reducir costes.
  • Permite a las personas que trabajan a tiempo parcial complementar sus ingresos con flexibilidad, dentro de un mercado global y sin compromiso de continuidad.

Sin embargo, la economía ‘gig’ también ofrece pegas para ambas partes.

  • Genera inseguridad económica a las personas que utilizan esta modalidad y dificulta el desarrollo de un proyecto vital.
  • La calidad del servicio que se presta puede ser inferior a las necesidades o expectativas de la empresa.
  • Puede contribuir a la liberalización extrema del mercado de trabajo.

Sectores ‘gig’ y plataformas

La economía ‘gig’ ha crecido al abrigo de las nuevas tecnologías y muchas de las personas que la alimentan son freelances que pueden trabajar desde su propia casa con un ordenador potente, varias herramientas de software funcionales y un acceso robusto a internet. Hay muchos tipos de trabajo que encajan con esta modalidad, entre ellos:

  • Arquitectura web.
  • Redacción de contenidos.
  • Data Science.
  • Diseño gráfico.
  • Contabilidad.

En la actualidad existen varias plataformas en internet que agrupan a profesionales de diversos sectores y que tienen como objetivo ponerles en contacto con una clientela potencial global. Entre ellas están MaltFreelancer, Guru y Toptal. Sin embargo, el alcance de la economía ‘gig’ se ha extendido gracias a las plataformas de VTC como Uber y Cabify, que sí utilizan las herramientas online pero que se prestan de manera presencial.

En cualquier caso, la economía ‘gig’ se ha consolidado como una tendencia de futuro que ha contribuido a diversificar el concepto clásico de relaciones laborales.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*