BE-Digitalización

¿Están todas las empresas preparadas para el futuro? Descubre la importancia de la digitalización

Te interesa

26 Febrero, 2021 | Publicado por LABORAL Kutxa

Blockchain, gemelos digitales, bases de datos distribuidas, big data, cloud, Inteligencia Artificial… Existe una gran cantidad de tecnologías orientadas al mundo de la empresa de las que oímos hablar casi a diario como una tendencia de futuro que ya tenemos casi encima. Pero lo cierto es que todavía falta mucho camino para que la digitalización se implante de manera generalizada y ayude a nuestro tejido empresarial y productivo a prepararse para el futuro.

Paradójicamente, la pandemia ha permitido dar un arreón al tímido proceso de transformación digital que habíamos comenzado a asumir durante los últimos años, pero este impulso ha quedado casi reducido, salvo honrosas excepciones, al desarrollo del teletrabajo.

Un tercio de la población, en teletrabajo

Según una encuesta del CIS realizada a finales de 2020, algo más de un tercio de las personas encuestadas, el 36,6%, optó por el teletrabajo debido a la crisis sanitaria, un porcentaje mucho más elevado que el 4,9% de teletrabajadores que había solo un año antes, en 2019. Sin embargo, frente a este ascenso la realidad empresarial ha sido otra. Tal y como revela un estudio realizado por la consultora internacional Accenture, a pesar de las enormes ventajas que llevan aparejados los procesos inteligentes derivados de la digitalización, su despliegue no ha terminado de arrancar. En su estudio, la consultora establece cuatro niveles de desarrollo tecnológico: Estable, Eficiente, Predictivo y Future Ready. Y aunque el acceso a este último nivel puede incrementar la rentabilidad de una empresa en casi un 6% y su eficiencia, un 18%, únicamente 7 de cada 100 empresas encuestadas maneja a diario herramientas como la Inteligencia Artificial, la tecnología cloud y el blockchain, y ha implementado la digitalización en todos sus procesos. Por ello, para convertirse en lo que en este estudio denomina una organización “preparada para el futuro” en cuanto a digitalización, existen tres vías a tener en cuenta:

  • Automatizar a escala adoptando el uso de la Inteligencia Artificial.
  • Optimizar el talento humano con tecnología y poder repartir el trabajo de las empresas de una manera más eficiente.
  • Basarse en la ciencia de datos para tomar decisiones con datos mejores y más diversos.

Ventajas de la digitalización para las empresas

El aspecto positivo es que la mayoría de las organizaciones empresariales identifican con claridad las ventajas de la digitalización, e incluso tenían previsto invertir en este capítulo, al menos antes de que estallara la pandemia. Según la encuesta europea PYME 2019 realizada entre más de 2.500 pequeñas y medianas empresas pertenecientes a cinco países europeos, el 54% de las pymes opinaba que su competitividad dependía de la adopción de nuevas tecnologías, y el 76% llegaba a considerar esta transformación como una prioridad en su actividad futura.

Por qué no abordan la digitalización

Entonces, ¿por qué las empresas se muestran reacias a implementar estos procesos en sus respectivas organizaciones? En muchas ocasiones, esta resistencia se debe al desconocimiento, especialmente en el caso de los negocios tradicionales, aunque también concurre un factor de desconfianza, es decir, empresas que no quieren dejar en manos de terceros información sensible sobre sus procesos o clientes. Sin embargo, el principal motivo por el que las empresas posponen estas inversiones es el económico. Poner en marcha un proceso de transformación digital implica invertir recursos económicos y formación, y este hecho provoca cierto vértigo entre las empresas.

Poca confianza empresarial

Prueba de ello es la encuesta sobre el Índice de Confianza Empresarial en Euskadi que elabora LABORAL Kutxa. Según el último informe correspondiente al primer trimestre de 2021, la mayor parte de las organizaciones son partidarias de retrasar sus planes de inversión o de mantenerlos sin variaciones hasta que se despeje la incertidumbre económica, y solo el 7,7% de las encuestadas cree que estos planes pueden incrementarse.

Sin embargo, la digitalización es un proceso inaplazable para casi cualquier organización empresarial por varias razones.

  • Garantiza un rápido retorno de la inversión. A pesar de la coyuntura económica actual, la inversión en tecnología, el ahorro de costes de material y la formación en competencias digitales del personal de una empresa garantizan el ROI a corto y medio plazo.
  • Optimiza y mejora el tiempo de trabajo. Las herramientas digitales son sinónimo de eficiencia porque permiten realizar de forma automática tareas que, de otra manera, estarían asignadas a una persona e incluso a un departamento. Además, facilitan la colaboración entre personas de diferentes áreas, y el trabajo en remoto que permite acometer con mayor sencillez cualquier expansión.
  • Permite automatizar procesos. Tanto en el sector empresarial como en el industrial las herramientas digitales permiten automatizar procesos y liberar personal para la realización de tareas que aportan mayor valor añadido.
  • Estimula al personal laboral. La formación y el aprendizaje de competencias digitales suponen un estímulo para el personal laboral, y constituye un polo de retención de talento que contribuye a fomentar la productividad.
  • Aumenta el prestigio de la empresa. La digitalización aporta a cualquier empresa una vitola de innovación, modernidad, sostenibilidad y eficiencia que incrementa su prestigio entre su clientela y proveedores.

Éstas y otras muchas razones hacen que la transformación digital de cualquier empresa haya dejado ya de ser una simple opción para convertirse en una obligación a la que debe hacer frente para garantizar su competitividad futura.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*