BE-ART-117-Entrevista-Rem-Iru

Entrevista a Judith Ruiz (Rem-Iru): “Es momento de invertir en innovación, formación y en la captación de talento”

Te interesa

9 Septiembre, 2022 | Publicado por LABORAL Kutxa

A pesar de que tradicionalmente ha predominado la presencia masculina en la industria, son muchas las mujeres que han empezado a hacerse un hueco en este sector. En Rem-Iru son un ejemplo de ello. Con gran parte de su equipo directivo formado por mujeres, Judith Ruiz, lleva casi 20 años al frente de la empresa Rem-Iru, fundada por su padre en el año 2000.  Hoy, nos cuenta cómo es el día a día al frente de una pyme familiar dentro del sector del metal.

 

LK Enpresa: ¿Qué servicios brinda Rem-Iru dentro del sector metalúrgico?

Judith Ruiz: En Rem-Iru somos especialistas de la transformación de chapas de acero y aluminio mediante procesos productivos internos: corte láser, punzonado, plegado, panelado, soldadura y montajes, y gestión de procesos externos, pintura, tratamientos de superficies y otras operaciones auxiliares.

Nos dirigimos a una clientela de amplios sectores de actividad (subcontratación industrial), proporcionándoles soluciones integrales, adaptándonos a sus diseños y especificaciones técnicas y logísticas. Nuestra visión es ser un aliado fiel, tecnológicamente avanzado y comprometido con la clientela, ofreciendo soluciones de alta calidad en las mejores condiciones de precio y plazo. Perseguimos ser proveedores de referencia en distintos sectores de actividad  (ascensores, ferroviario, armarios eléctricos, energía eólica, señalización vial, electrodomésticos, mobiliario urbano, calderas, energía solar, etc.)

 

LK Enpresa: Si tuvieras que explicar tu día a día en un par de frases, ¿cómo lo harías?

J. R.: La actividad diaria de una gerente de una pyme familiar es literalmente “multidisciplinar”. Una pyme muchas veces no puede tener por costes una estructura amplia de puestos no ligados directamente a la producción o ingeniería como pudiera tener una gran empresa, con lo que toca llevar varias áreas a la vez: Dirección, RRHH, área financiera o Innovación. Se trata muchas veces de coordinar y supervisar pero, sobre todo, aunar todos los departamentos con un hilo conductor y una única visión estratégica, poniendo a punto y alineando todas las piezas como si de un puzzle se tratara.

 

LK Enpresa: Judith, eres gerente de una empresa del sector del metal. Según un estudio, el 30% de las mujeres que trabajan en este sector en el estado ocupan puestos intermedios o de dirección, pero por el contrario, la representación femenina sigue siendo muy baja. ¿Cómo se vive esta realidad en Rem-Iru?

J. R.: Tradicionalmente el sector del metal ha sido copado principalmente por hombres, tanto en dirección como en producción. Creo que el gran trabajo de los centros de formación, un cambio de mentalidad de la sociedad en general y, posiblemente, el cambio generacional en la dirección de las empresas de metal son factores que harán que se equilibre la balanza. Pero es verdad que seguimos siendo una minoría en ciertos foros.

En Rem-Iru, como no podía ser de otra forma, no hacemos distinción entre sexos sea el puesto que sea y, desde hace años la mayor parte de los puestos de dirección están ocupados por mujeres (área Financiera, Calidad, Producción, Compras, Sistemas…). Es una cuestión de actitud y cualificación y no de género. En producción es complicado encontrar mujeres,  en estos momentos son un 30%, pero hemos colaborado con un programa de Lanbide de insercción laboral de mujeres en sectores masculinizados y nos hemos llevado una grata sorpresa con la acogida, así que espero que ese número se vea incrementado poco a poco.

 

LK Enpresa: Sin duda, este año está siendo un año de retos para las empresas del sector. ¿Cómo se traduce esto en vuestro día a día?

J. R.: Llevamos tres o cuatro años muy duros para las pymes. El mayor coste y escasez de materiales, la incertidumbre o el periodo de pandemia, el incremento de gastos de explotación esenciales para una pyme industrial (luz, gas…) y la dificultad para encontrar personal cualificado, han hecho que los márgenes se reduzcan casi a 0 con lo que hay que analizar cada proyecto con precisión para evitar cualquier tipo de desviación.

Sólo hay dos formas de sortear esta crisis: vender más o vender mejor. Uno de los objetivos fundamentales del  Rem-Iru actual en los próximos años es el de la automatización de procesos y por ende el de la digitalización de la empresa. La automatización de procesos nos permitirá ser más eficientes, reducir costes ligados a la producción y brindar un mejor servicio a nuestros clientes Es momento de invertir en innovación y formación, y sobre todo en la captación de talento.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*