Plan de formación

Crea un plan de formación para tu equipo

Te interesa

28 Abril, 2020 | Publicado por LABORAL Kutxa

“Aprender es como remar contra corriente: en cuanto se deja, se retrocede”. Esta frase del compositor británico Benjamin Britten, muestra de una manera gráfica, la importancia que tiene un plan de formación a la hora de ocupar una posición destacada en el mercado.

La globalización y la digitalización han convertido los mercados internacionales en un único tablero de juego. Cualquier organización puede competir por un nicho sin importar su tamaño o su lejanía.

Los planes de formación no solo permiten a las empresas mantener su competitividad a través de la innovación sino que también desempeñan un rol fundamental para mejorar las competencias profesionales de sus plantillas.

Los objetivos de un plan de formación en una empresa

  • Ayudan a desarrollar programas de reciclaje profesional.
  • Contribuyen a aumentar el rendimiento y la competitividad empresarial.
  • Generan oportunidades de promoción interna.
  • Desarrollan la polivalencia profesional.
  • Mejoran los niveles de satisfacción de las plantillas.

Además, en la medida en que contribuyen a fortalecer el tejido productivo de un país, este tipo de iniciativas no solo están impulsadas internamente por las empresas, sino que existen programas de carácter público y mixto que cuentan con el apoyo de organismos como: Lanbide, la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundación Tripartita) y el Fondo Social Europeo.

El objetivo de estos programas es mejorar las competencias profesionales de las personas que forman parte de las plantillas de las empresas, pero también de las que se encuentran en situación de búsqueda activa de empleo o pretenden cambiar de sector profesional.

¿Cómo hacer un plan de formación?

Te mostramos los pasos que debes dar para que tu empresa consiga sus objetivos formativos:

  1. Diagnóstico previo y análisis de la situación. El primer paso consiste en analizar la situación de partida y las necesidades internas y externas de la empresa. De esta manera, determinaremos qué conocimientos y habilidades necesita para ser más eficiente y competitiva.
  2. Diseño de plan de formación. A continuación, debes trazar una estrategia formativa que permita a tu empresa cumplir esos objetivos. Y para ello son precisas varias cosas: en primer lugar, debes identificar qué elementos necesita para poder crecer. En segundo lugar, tienes que identificar los conocimientos, las actitudes y las habilidades que la empresa puede cubrir con su plantilla. Y por último, es preciso adecuar estos resultados a las necesidades que tiene la empresa. Recuerda que los objetivos de un plan de formación consisten en extraer la máxima eficiencia posible de los recursos que tiene la empresa.
  3. Puesta en marcha. Esta fase se centra en la parte más práctica de la formación y requiere una planificación adecuada en el seno de la empresa. Incluye varias tareas:
  • Acotar los conocimientos teóricos y prácticos que se tienen que impartir para poder cumplir los objetivos formativos.
  • Determinar la identidad y el número de personas idóneo para realizar el programa de formación.
  • Identificar la época del año más apropiada para implementarlo con el objetivo de que interfiera lo menos posible con las necesidades de producción.
  • Establecer la duración máxima de los cursos.
  • Señalar el horario más adecuado para compatibilizarlo con el de la mayoría de los asistentes.
  • Decidir si se trata de una modalidad presencial u online, según las características de la plantilla.
  • Buscar el espacio más adecuado para impartirlos.
  1. Evaluación de resultados. Es el momento de comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos del plan de formación y de hacer balance

. Contabiliza el número de asistentes a los diferentes cursos.

. Comprueba el grado de aprendizaje y la transferencia de conocimientos.

. Evalúa el grado de innovación aplicado a la enseñanza y realizar encuestas de satisfacción tanto de las personas que han realizado la formación como de las asistentes.

Esta evaluación te permitirá disponer de información objetiva y subjetiva sobre el grado de consecución de los objetivos iniciales y, en definitiva, medir el beneficio que has obtenido con tu inversión, el ROI (Return On Investment).

  1. Resultado final. La eficacia del plan de formación servirá para confeccionar nuevas herramientas mejoradas que ayuden a incrementar la competitividad de la empresa.

Así que es el momento de valorar varios aspectos: desde la eficacia de la formación hasta la valoración del aprendizaje, su rentabilidad y un estudio de las posibles mejoras.

 

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*