Joseba Madariaga, crecimiento LABORAL Kutxa

2014: ¿Rumbo al crecimiento?

Nuestros Expertos

14 Enero, 2014 | Publicado por Firmas Invitadas

Tras una serie de trimestres encadenados en números rojos (hasta 7 en la CAPV y 9 en el conjunto del Estado) parece que por fin la economía ha conseguido remontar el vuelo y las perspectivas para 2014 son positivas. Concretamente, el departamento de estudios de Laboral Kutxa prevé un crecimiento del 0,8% para la CAPV y del 0,6% para España. Las tasas, aún débiles, no conseguirán modificar sustancialmente las tasas de paro actuales. Sí acaso disminuirán algo por los movimientos de la población activa y el incremento de ocupados que provocará el crecimiento del PIB.

El sector exterior como motor de la economía

El modelo de crecimiento que subyace a nuestras previsiones se apoya en el sector exterior, pero la demanda interna en la CAPV podría comenzar a jugar un papel positivo, residual, pero positivo en los componentes de consumo e inversión en bienes de equipo. En definitiva, necesitamos que el sector exterior se convierta en motor de la economía. La consecuente mejora de resultados de las empresas debería traducirse posteriormente en crecimiento de la inversión que debería impulsar el empleo y, en último estadio, el consumo y la demanda interna. Este es el círculo virtuoso que esperamos se vaya materializando a lo largo de los próximos trimestres y que de momento se encuentra en una fase muy preliminar en la que la inversión todavía no ha conseguido despegar.

En cualquier caso es preciso señalar que existen determinados riesgos que acechan a la marcha de la economía global en el corto plazo. Concretamente nos gustaría destacar tres:

  • Tras los importantes esfuerzos en materia de política económica, EEUU ha conseguido alcanzar un ritmo de crecimiento en el entorno del 2% y su tasa de paro se encuentra en niveles del 7%, cerca de la tasa natural del 6,5% estimada por la Reserva Federal. Ello hace que la retirada de los estímulos monetarios se haya convertido en una realidad. Las consecuencias de la forma en que se produzca dicha retirada preocupan por los efectos que pueda tener en la economía global. Basta recordar que el mero anuncio en mayo del presente año causó un verdadero tsunami en los mercados de los países emergentes.
  • Los países emergentes, que hace apenas dos años suponían el 70% del crecimiento global, llevan inmersos en una fase desaceleración cuyo alcance es un elemento a considerar de cara a analizar el futuro. Afortunadamente la economía China está sorprendiendo positivamente a lo largo de 2013, pero también existe la convicción de que sus gobernantes se encuentran en una encrucijada debido a la necesidad de reorientar el crecimiento buscando el impulso de la demanda interna.
  • Para terminar es preciso señalar a Europa y la demora en la toma de decisiones como otro elemento adicional de riesgo. La necesidad de una Unión Bancaria de cara a combatir la fragmentación financiera está siendo la enésima cuestión en la que los avances son lentos y seguramente insuficientes.

Si todas estas cuestiones encuentran solución, o cuando menos la secuencia de acontecimientos derivados de cada una de ellas es ordenada, es perfectamente posible que el ritmo de crecimiento vaya cobrando cierto dinamismo apoyándose también en las reformas que se han realizado a lo largo de estos últimos años (laboral, sistema financiero, pensiones, …). En definitiva, el crecimiento global debe convertirse en el motor que nos haga salir de la recesión y llevar a nuestra economía a valores cercanos al potencial.

Para terminar es preciso señalar que, mirando a medio plazo, es muy importante no olvidar la importancia de elevar la productividad de nuestra economía. Y en esta cuestión cobra relevancia la innovación, la investigación y el desarrollo, aspectos que se convierten en garantes de un próximo futuro mejor.

 

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*