BBF Fintech: el sector financiero se lanza a la innovación abierta

Laboral Kutxa

7 Diciembre, 2020 | Publicado por LABORAL Kutxa

BBF Fintech, con su programa de Innovación Abierta, ha reunido un equipo formado por miembros de startups disruptivas, partners del sector financiero (LABORAL Kutxa y Kutxabank) y tecnológico (Dominion). El programa impulsa la colaboración para encontrar soluciones a los retos vinculados a las nuevas tecnologías para el sector financiero.

La iniciativa creada por la Diputación Foral de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao y Mondragon Unibertsitatea ya está en marcha. En octubre comenzaron a trabajar para definir los retos a los que se enfrentan las entidades financieras, y poder así plantear soluciones innovadoras.

Para conocer la iniciativa en profundidad, entrevistamos a Mirari Tejero y Oscar Muguerza, responsables de Desarrollo de Negocio Empresas en LABORAL Kutxa y representantes del sector financiero en este programa.

 

BE-INF-31-BBFFintech

Los módulos del programa de Innovación Abierta

BANCA PARA EMPRESAS: El programa de Innovación Abierta consiste en 6 módulos, de 2-3 días cada uno, para definir los retos, proponer y validar soluciones. ¿Puedes resumirnos en qué habéis trabajado hasta ahora? 

Kick Off: toma de contacto

Mirari Tejero: “Ya llevamos unas 4 sesiones de trabajo. La primera, fue la que se denomina en el programa “Kick Off” y pretendía definir el contexto, la metodología, establecer los roles de los participantes, era una toma de contacto. En total, es un grupo de casi unas 20 personas con perfiles muy diversos, desde más ejecutivos a gente más junior, y además, desde ámbitos de negocio muy diferentes. La primera jornada nos sirvió para conocernos, compartir lo que esperábamos del programa, nuestros objetivos y poner en valor lo que cada uno podíamos aportar al grupo”.

Challenges: los retos del sector financiero

M.T.: “La segunda sesión fue para compartir tendencias, iniciativas y retos del sector financiero. Lo hicimos poniendo en común las dos ópticas del programa. Por un lado, la visión que teníamos las entidades finacieras: Xele Oilazola por parte de Kutxabank y Oscar Muguerza dieron esa visión. Y por otra parte, la visión de las startups que están en el programa y participan desde las diferentes verticales de negocio que componen este mundo de las fintech. El objetivo era abrir el foco para ser capaces de detectar oportunidades, con una perspectiva más amplia. Es decir, conocer las opiniones desde las dos perspectivas. Nos sirvió para empezar el diseño de la propuesta de valor y segmentar el mercado en torno a necesidades no satisfechas que podíamos detectar. Acabamos esa jornada intentando priorizar las ideas que surgieron, en base a la importancia que podían tener en el mercado y el grado en el que servían para satisfacer las necesidades que habíamos detectado”.

Open Mind: nuevas tecnologías y modelos de negocio

M.T.: “En la tercera nos enfocamos en tecnologías innovadoras aplicadas a las finanzas. Empezamos a pensar cómo aplicar esas tecnologías a las ideas y oportunidades que habían surgido en la segunda jornada, para avanzar en el objetivo de generar esa innovación disruptiva. Fue una jornada dedicada a tecnologías como Blockchain, Inteligencia Artificial, Business Data Analytics y robótica.”

La definición del reto: la reactivación económica en comercios y pequeñas empresas locales

B.E.: ¿Podéis hablarnos del reto que habéis definido?

M.T.: “En la última sesión lo que hicimos es acordar y enfocar un poco el reto en el que trabajar, enfocándolo en la reactivación económica con impacto territorial en comercios y pequeñas empresas locales. La idea es trabajar en ese reto, pero no hacerlo solo pensando en que son sectores muy impactados por el COVID y la crisis que estamos viviendo ahora, sino hacerlo con un enfoque más de futuro. Algo ha cambiado en esos modelos de negocio y vamos a intentar aportar. Es un proceso colaborativo y al final del programa las startups presentarán las soluciones al reto. Y veremos quién y cómo desarrollamos las soluciones”.

Oscar Muguerza: “Como ha comentado Mirari, hemos repasado las necesidades de los clientes y el mercado del sector financiero. Las necesidades hacia dentro, que podemos tener las entidades financieras, que pueden ser temas de eficiencia, de mediciones de los riesgos, etc. Pero sobre todo hemos trabajado en soluciones hacia fuera, como experiencia de cliente, contratación, etc. Lo bueno del reto de los comercios es que toca bastantes temas, y va a tocar la atención al cliente, la experiencia de usuario, y el tema de los pagos y la inteligencia artificial a la hora de hacer ofertas muy personalizadas. Y una de las grandes ventajas de este reto, es que prácticamente todas las startups que están en el programa, van a poder aportar parte de su conocimiento. Hay profesionales de pagos, de gestión de patrimonios, roboadvisor y blockchain”.

“El espíritu del programa es muy colaborativo, es muy transparente. Hay startups que pueden competir entre ellas o estamos Kutxabank y nosotros que somos competidores absolutamente directos. Pero, estamos en formato colaborativo, intentando aportar soluciones entre todos. El reto que planteamos es fundamental hoy en día, ya sabemos cómo lo está pasando el comercio y, a parte de la pandemia, ya venía con unos problemas importantes de antes, con todo el tema de e-Commerce y con las grandes plataformas”.

La metodología Mondragon Team Academy

B.E.: El programa está basado en la metodología de Mondragon Team Academy, ¿nos podéis contar cómo se aplica?

M.T.: “La forma que tenemos de trabajar está muy enfocada hacia: el trabajo en equipo, fomentar la cooperación entre los participantes, crear conexiones entre nosotros que potencien futuros ecosistemas, las habilidades emprendedoras, la creatividad y el proceso de innovación, el consenso y el aprendizaje”.

Maitane Martín y Asier Quesada de BBF Fintech, que son los coach que participan, tienen un papel muy importante. Ellos nos impulsan a tener la oportunidad de trabajar y mezclarnos en las dinámicas en las que participamos. Esto lo hacen con el objetivo de que todos hayamos participado, al menos 1 vez, con el resto de los integrantes del equipo en alguna de las dinámicas de grupo de las fases iniciales”.

“Nos hacen replantearnos las decisiones que hemos tomado en fases anteriores, para que estemos seguros de ellas y nos sintamos cómodos. Lo que quieren sobre todo, es conseguir la implicación del equipo. Porque ellos, tienen muy claro, que para compartir y creer en lo que se ha decidido, todos tenemos que estar muy de acuerdo en la forma en la que hemos llegado a esas decisiones, y tener claro el consenso”.

“Han sido jornadas muy dinámicas, con mucha participación activa de todos. Siempre comenzamos las jornadas con lo que ellos denominan un check in, que nos sirve para centrarnos en lo que venimos a hacer, fijar nuestras expectativas para la jornada y los objetivos. Y un momento de check out, que nos permite reflexionar, visibilizar y resumir lo que se ha trabajado en esa jornada y el sentimiento con el que nos vamos. Es una metodología de crear equipo, dinámica y de empujar ese proceso de innovación y consenso”.

Las 7 statups seleccionadas

B.E.: ¿Puedes hablarnos de las startups que colaboran en el programa?

O.M.: “Son muy diferentes, y también en los estadios en los que están. No solo sobre qué soluciones aportan, sino su trayectoria profesional y personal. Todas tienen su rol y que están muy bien seleccionadas. Además, lo han cogido con muchísimas ganas, participando más allá de lo que les toca en este aspecto. Uno de los riesgos que había en el propio programa, es que si una de las startups aporta una solución concreta y luego ve que en la dinámica del programa se está yendo hacia otra zona, que haya una fase de desenganche. Pero está siendo al revés, todo el mundo está colaborando muchísimo, con lo cual, la forma de trabajo con ellos está siendo muy fácil y colaborativa. Creo que influye la metodología Mondragon Team Academy, que es muy buena para fomentar la colaboración y para abrir ideas”.

El cierre del programa: la solución global del reto y los beneficios de la colaboración

B.E.: En enero de 2021 el programa termina con la presentación de las propuestas. Tanto Mirari Tejero como tú, tomaréis parte en la decisión de elegir la idea que se desarrollará como prueba de concepto.

O,M.: “Entre todos hemos definido el reto y de ahí van a salir diferentes soluciones. Habrá una solución global, que pude tener agregados varios temas. Por ejemplo, dentro de los temas de comercio, una de las soluciones es ofrecer productos personalizados a los clientes. Otra solución, es ofrecer un medio de pago que sea ágil y casi no duela, porque pagar siempre duele. Entre todas, van hacer una solución más robusta. Ya veremos luego, de cada una las startups cuál puede tener mayor recorrido. Pero, al final, el espíritu es colaborativo, nosotros no ejercemos de juez y parte, sino que somos unos integrantes más, hacemos el rol del corporate o del banco, y jugamos nuestro rol”.

B.E.: ¿Qué aporta colaborar en esta iniciativa a LABORAL Kutxa?

M.T.: “A nosotros nos abre muchas posibilidades. Nos da la oportunidad de: crear conexiones, generar nuevo conocimiento, formar parte de equipos multidisciplinares, aprender a fomentar habilidades emprendedoras, ser más creativos e innovadores y trabajar en equipo. Lo que trae la propia metodología Mondragon Team Academy”.

“Y además, supone no tener limitaciones dentro de lo que es la entidad: tener un acceso amplio a talento, a ideas disruptivas y a salir de las limitaciones de nuestro entorno habitual. Es una forma más participativa de innovar y co-crear soluciones, con gente que tiene conocimientos muy especializados en los diferentes ámbitos laborales. Para nosotros es una gran oportunidad y tenemos que empezar a conocer este camino de innovar con otros participantes”.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*