Pago a través del móvil_LABORAL Kutxa

Pagar a través del móvil: ¿el fin de las tarjetas?

Gestión Financiera

24 Marzo, 2014 | Publicado por LABORAL Kutxa

No más monedas, tarjetas de crédito, cheques o incluso transferencias bancarias. La moneda del futuro podría ser nuestro propio dispositivo móvil. Es lo que se ha bautizado ya con el tecnicismo anglosajón de M-Commerce, cuyos principales reclamos son la búsqueda del mejor precio y la conexión del mundo offline (el comercio tradicional) con las nuevas tecnologías online.

Pago por el móvil; LABORAL KutxaPara hacerse una idea de su rápida implantación, se calcula que algo más del 11% del comercio electrónico en los países más desarrollados se llevó a cabo ya el pasado año a través de móviles inteligentes y tabletas digitales. Hay países como Estados Unidos o Corea del Sur, donde la mitad de los usuarios de teléfonos móviles utilizan habitualmente ya este tipo de apps (aplicaciones móviles).

Estamos hablando de cifras que empiezan a ser muy relevantes a nivel mundial: 71.500 millones de euros, en 2012 (2.500 millones de euros en España el pasado año). Así, un reciente estudio calcula que sólo para este año se prevé que el pago a través de móviles supere, a nivel mundial, la barrera de los 100.000 millones de euros. Se calcula que esta modalidad ha alcanzado ya en el primer semestre el 15% del total de las transacciones efectuadas a través del comercio electrónico y supere el 25% en tan sólo tres años.

La revolución de los smartphones

Para justificar el enorme incremento del M-Commerce previsto para los próximos años (exponencial avanzan muchos expertos) se apuntan varias claves. En un primer lugar se prevé la masiva incorporación de smartphones (teléfonos inteligentes con acceso a internet) en los países emergentes.

De hecho, India, con un mercado muy superior a los 900 millones de clientes de telefonía móvil, dispone ya de más de 100 millones de usuarios con conexión a Internet. Se prevé que en cuatro años, la mitad de este mercado (con unas necesidades de consumo gigantescas) dispondrá de un smartphone con conexión a la red. Es decir, que las posibilidades de acceder a compras desde el móvil son enormes.

En segundo lugar, asistimos a la popularización de la tecnología NFC (Near Field Communication), una variación del bluetooth que permite que el pago por móvil se pueda hacer de forma muy sencilla y prácticamente instantánea. Así, estas aplicaciones vienes instaladas ‘de fábrica’ en los últimos dispositivos móviles distribuidos. Su generalización ha sido posible gracias a la rapidez (tan sólo diez años) en la que esta tecnología ha sido aprobada como estándar común entre las operadoras, fabricantes de móviles, distribución y banca.

Una vez elegido el estándar tecnológico, asistimos a la generalización de su uso. Los fabricantes de móviles incluyen la tecnología en los dispositivos móviles; los desarrollares lanzan miles de apps de M-Commerce específicas (el gigante Google ya ha metido cabeza con su Google Wallet); el mundo de las finanzas apuesta firmemente por dar seguridad a estas operaciones; y, por último, el comercio tradicional (offline) acepta el uso de esta tecnología para adquirir los productos y servicios puestos a la venta.

Por último, tenemos que fijarnos también en los responsables de las operaciones. Sólo el gigante norteamericano Paypal ha logrado ya quedarse con el 20% de las operaciones de pagos a través del móvil, a gran distancia de tradicionales actores en el mundo de las tarjetas como Visa o Mastercard.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*