BE-ART-desafios 2021

Desafíos financieros y competitivos para las pymes en 2021

Gestión Financiera

21 Enero, 2021 | Publicado por LABORAL Kutxa

El año 2021 ha arrancado cargado de desafíos para las empresas, especialmente en el ámbito de las pymes. Tal y como reflejaba el último Índice de Confianza Empresarial en Euskadi elaborado por LABORAL Kutxa, la crisis sanitaria ha dibujado un panorama dominado por la incertidumbre, y este hecho está obligando al conjunto del tejido empresarial a redoblar sus esfuerzos para superar esta situación.

Pese a la cantidad de aristas y a la complejidad del escenario actual, existen varios retos financieros, tecnológicos y competitivos a los que las pymes tendrán que hacer frente durante este año 2021 para poder abandonar la senda del pesimismo y salir reforzadas de la crisis. Estos son algunos de ellos.

Garantizar la ciberseguridad

Una de las lecciones que nos ha dejado el año 2020 es que la digitalización no tiene marcha atrás: las empresas han acelerado sus incipientes procesos de transformación digital para poder mantener su competitividad, y han recorrido en pocos meses un camino que, en condiciones normales, habrían tardado varios años en cubrir. Pero hay un elemento que resulta básico para poder afianzar esta transformación: la ciberseguridad, que cada día se enfrenta a nuevos retos. Entre enero y octubre del pasado año la consultora LKS Next, a través de su participada Secure&IT, monitorizó y gestionó más de 700.000 alertas, vulnerabilidades y amenazas de seguridad informática, una cifra que crece a un ritmo frenético cada año. Muchas de estas víctimas son grandes empresas, como la farmacéutica gallega Zendal, que sufrió hace varias semanas una suplantación de identidad que le costó 9 millones de euros. Pero el avance de la digitalización ha ampliado el abanico de víctimas potenciales a las pequeñas y medianas empresas, a las que estos ataques pueden provocar importantes perjuicios añadidos:

  • Desconfianza y desprestigio profesional.
  • Graves sanciones económicas si concurre una fuga de datos.
  • Dificultades para acceder a nuevos mercados.
  • Poner en riesgo a usuarios, clientes y proveedores.

Por eso las empresas deben pensar en la ciberseguridad como una inversión en lugar de un gasto y adecuarla al desarrollo de su transformación digital para minimizar riesgos.

 

Gestionar correctamente el flujo de efectivo

La gestión del flujo de caja sigue siendo uno de los mayores desafíos para los gestores de pequeñas y medianas empresas. La disponibilidad de efectivo resulta fundamental para poder afrontar el año, y esta tarea resulta complicada después de los parones de actividad que ha sufrido el tejido empresarial durante 2020. Por eso es importante llevar a cabo varias acciones:

  • Diseñar una política de reducción de gastos.
  • Gestionar de manera adecuada el cobro a clientes y el pago a proveedores.
  • Analizar los riesgos y realizar controles internos para mejorar la gestión del efectivo.
  • Buscar nuevas tendencias de gestión de efectivo.
  • Estudiar aplazamientos en el pago de impuestos y cotizaciones.
  • Explorar todas las ayudas financieras.

 

Abrir nuevos horizontes comerciales

Las restricciones a la movilidad, la digitalización y la interrupción o el cierre de servicios no esenciales han provocado un cambio radical en los hábitos comerciales y de consumo en todo el mundo. Por este motivo uno de los retos que tienen las empresas pasa por diversificar sus mercados y ampliar sus horizontes comerciales, y para ello es indispensable el uso de herramientas digitales. Internet y el comercio electrónico se han consolidado como dos instrumentos básicos para la captación de nueva clientela, tanto en el ámbito doméstico como en otras latitudes. A pesar de que todavía existen importantes restricciones a la movilidad entre países y de que el transporte internacional se ha visto seriamente afectado por la pandemia, coyunturas de crisis como la actual permiten analizar mercados en busca de nuevas oportunidades y experimentar con la exportación de nuevos productos o servicios. El Ministerio de Industria ofrece herramientas para evaluar la situación de partida de pequeñas y medianas empresas ante el reto de penetrar en otros mercados. Por su parte, el Gobierno Vasco, a través de la SPRI, ofrece un servicio de asesoramiento sobre exportación a través de la Agencia Vasca de Internacionalización.

 

Buscar nuevos aliados

La búsqueda de aliados o partners ha dejado de ser una simple oportunidad para convertirse en una necesidad, especialmente en tiempos de crisis. A través de estas alianzas estratégicas se puede aumentar la eficiencia, compartir riesgos y optimizar las inversiones. Estas redes colaborativas se pueden establecer entre empresas con intereses complementarios pero también con universidades, centros de investigación e incluso con clientes. La colaboración entre empresas tiene los siguientes beneficios:

  • Genera nuevas oportunidades de negocio.
  • Supone una ventaja competitiva diferencial.
  • Permite reducir costes y optimizar recursos
  • Facilita la transferencia de conocimiento y el aprendizaje de nuevas modalidades de trabajo.

Para hacer frente a los retos que se presentan con el nuevo año en LABORAL Kutxa te ofrecemos el asesoramiento y la ayuda que necesita tu empresa para superar la actual coyuntura de crisis.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*