sociedades de garantía reciproca

El papel dinamizador de las Sociedades de Garantía Recíproca

Economía Social

12 Agosto, 2013 | Publicado por LABORAL Kutxa

sociedades de garantía reciprocaLas Sociedades de Garantía Recíproca, más conocidas por sus siglas, SGR, son una de las herramientas más útiles en el mundo empresarial para acceder a nueva financiación.

El papel de las SGR se centra en la prestación de avales (que en términos financieros reciben el nombre de garantías) a las empresas asociadas a su organización (es necesario ser socio para poder obtener esta financiación). Estos avales permiten condiciones preferentes (en cuantía, plazo y coste) a la hora de acceder a préstamos por parte de bancos y cajas.

Esta fórmula financiera es muy indicada para optimizar los recursos de tesorería de las empresas, así como para acometer nuevas inversiones.  Una tercera posibilidad que contempla la ley por la que se rigen las SGR permite destinar los recursos financieros obtenidos a la reestructuración financiera de los balances.

Avales por más de 28.000 millones

En  un momento como el actual, en el que muchas pymes lo están pasando verdaderamente mal por falta de financiación, se empieza a reconocer el papel de las Sociedades de Garantía Recíprocas al cumplir una función muy relevante como motor de las empresas.

Para hacerse una idea de la importancia de las SGR, decir que según los datos de CESGAR, Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca, las más de veinte SGR repartidas por toda España formalizaron en 2012 nuevos avales por más 28.000 millones de euros.

Estas garantías permitieron inversiones inducidas por alrededor de 33.000 millones de euros. Es decir, en un contexto de sequía financiera, las SGR permitieron que miles de empresas (sobre todo pymes) pudieran dar continuidad a sus respectivos proyectos empresariales, ya que sin esta financiación muchos proyectos habrían echado el cierre.

Desatascar la financiación

El papel de las SGR beneficia igualmente a las entidades financieras ya que les ayuda a reforzar la solvencia al reducir el riesgo de las operaciones financieras (están garantizadas por parte de las SGR o por el reafianzamiento de CERSA), con la consiguiente reducción de los niveles de morosidad en los balances de los bancos y cajas que acompañan a las SGR en la concesión de los avales.

No en vano, todos los expertos apuntan que las SGR pueden ser de gran utilidad para desatascar la financiación empresarial. La idea es reforzar estas organizaciones para promover que la financiación llegue al mundo de las pymes, autónomos y emprendedores. En este caso, se firmaba recientemente un convenio entre el ICO y CERSA para reforzar el sistema de las SGR, mejorando la cobertura de los riesgos por los avales concedidos por las SGR.

Recientemente el Gobierno vasco aprobaba un programa de apoyo financiero a pymes y autónomos con un presupuesto de hasta 600 millones de euros, que se canalizará a través de Elkargi y Oinarri. Precisamente, esta última lanzaba recientemente un programa de apoyo a pymes y autónomos donde se explica su funcionamiento.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*