Transmision de empresas, Laboral Kutxa

El reto de la transmisión de empresas: Algo más que un relevo generacional

Economía Social

9 Diciembre, 2013 | Publicado por LABORAL Kutxa

Cerca del 70% de las empresas españolas de origen familiar no superan el primer relevo generacional. Si el dato es llamativo no lo es menos este otro: solamente el 15% de las empresas superan el segundo cambio generacional. Es evidente que el relevo generacional es algo más que un reto de transmisión de empresas, se trata de velar por la supervivencia y continuidad del propio proyecto empresarial.

‘Padre arriero, hijo caballero y nieto pordiosero’. El viejo refrán liga muy bien con los datos estadísticos arriba descritos donde se pone de manifiesto que la supervivencia de las pymes tiene su punto débil en los procesos de transmisión y relevo generacional.

Laboral Kutxa, relevo generacional

Sólo unos pocos sobreviven

Los datos oficiales (se calcula que cada año desaparecen en España alrededor de 50.000 empresas familiares por motivos no económicos) confirman que las empresas familiares acusan una fuerte mortalidad en el momento posterior a los relevos generacionales en sus estructuras directivas. En los últimos años hemos asistido a procesos traumáticos en grandes organizaciones como los del Grupo Eulen, Rumasa, Pescanova o Codorniú, entre otros ejemplos.

El contexto socioeconómico actual, además, no ayuda a mejorar el proceso, todo lo contrario, y el fracaso en la transmisión de empresas puede acelerarse en el caso de que estas complejas situaciones no se aborden con la suficiente anticipación, profesionalidad para mantener el proyecto familiar.

Al final todo proceso de transmisión empresarial no deja de ser un punto de ruptura del modelo de gestión seguido hasta la fecha. Todos los expertos apuntan que el principal problema en la transmisión patrimonial de un negocio entre familiares es la falta de anticipación y planificación previa del proceso, que impide abordar diferentes modos de gestionar el proyecto empresarial.

Plan de apoyo profesional en la transmisión empresarial

Los expertos apuntan a la necesidad de anticipar con el suficiente tiempo un proceso de transmisión patrimonial de la mano de manos expertas (y externas). De igual manera es conveniente que el empresario aborde con anticipación una serie de claves que le ayudarán a tomar las mejores decisiones: Qué pasos seguir, cómo abordarlo con garantías para la continuidad del proyecto, cuál es la persona más conveniente para tomar las riendas, cuál ha de ser el rumbo o la huella de mi empresa, y sobre todo, las consecuencias para la familia y para la propia organización.

La visión profesional e independiente de un experto externo ayuda claramente a establecer unos procedimientos a seguir que persiguen el bien general de la sociedad, de una manera totalmente ordenada (y pacífica, para no perturbar la buena marcha del proyecto empresarial). El consultor externo ha de ser capaz de abordar todos los temas “peliagudos” que pueden poner en peligro la continuidad del negocio o por lo menos interferir en las decisiones estratégicas de la organización.

Otra de las claves para no naufragar en el alambicado proceso de tránsito de la empresa familiar a la siguiente generación es la convivencia temporal del nuevo gestor con el transmisor del patrimonio familiar. El objetivo de esta cohabitación empresarial no es otro que facilitar al nuevo gestor de toda la información relativa al negocio familiar. Debe haber una transmisión del ‘saber hacer’ que en última instancia ha permitido la supervivencia del negocio.

Además, se ha de cuidar la comunicación, tanto  hacia dentro de la organización, como hacia fuera (bancos, clientes, proveedores), con el fin de neutralizar los efectos negativos de rumores e informaciones inexactas que pueden arruinar todo el proceso de transmisión patrimonial.

Por último, es habitual que el nuevo gestor que toma las riendas del negocio familiar se vea incapaz de abordar con determinación las nuevas decisiones empresariales, toda vez el nuevo orden impuesto suponga, también un enfrentamiento directo con familiares más o menos cercanos por el nuevo camino a seguir. En este caso se hace preciso revisar los acuerdos familiares, vigilar la delegación en la toma de decisiones y revisar las funciones y responsabilidad de los diferentes órganos de Gobierno y Dirección.

Al margen de las lógicas recomendaciones para que el proceso de relevo generacional llegue a buen puerto, una reciente iniciativa puesta en marcha por la organización CECOT permite que las organizaciones cuenten con un plan de apoyo profesional en la transmisión empresarial, con el fin de agilizar los procesos de relevo generacional y dar al mismo continuidad a las pymes.

 

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*