Covid-19-Economía

El coronavirus y su impacto en la economía mundial

Economía Social

8 Abril, 2020 | Publicado por LABORAL Kutxa

El Covid-19 ha provocado una crisis sanitaria sin precedentes que se ha cobrado la vida de decenas de miles de personas en todo el mundo. Sin embargo, los síntomas del coronavirus no solo se han manifestado en la salud de la población mundial: su impacto sobre la economía global está siendo especialmente intenso.

Nadie se atreve a anticipar las consecuencias definitivas que acarreará esta crisis, cuando ya han pasado más de tres meses desde que se detectó el primer caso. Con la salvedad de un pequeño grupo de actividades, entre las que se encuentran la Sanidad, las telecomunicaciones y la alimentación, la mayoría de los sectores económicos están sufriendo directa o indirectamente las consecuencias.

Recesión mayor que en 2008

Dos de los grandes organismos económicos internacionales, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, ya han confirmado que la situación generada por la expansión del Covid-19 ha provocado una recesión aún mayor que la que originó la crisis financiera del 2008.

Esta recesión tiene cifras, al menos en Europa: el director del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el continente, Poul Thomsen, ha advertido de que cada mes de cuarentena económica se traducirá en una reducción del 3% del PIB anual.

“En las principales economías de Europa, los servicios no esenciales cerrados por decreto representan cerca un tercio de la producción. Esto quiere decir que cada mes que estos sectores siguen cerrados se traduce en una caída del 3 % en el producto interior bruto anual (PIB)”, explicó.

50.000 afectados por ERTES en Euskadi

El dirigente del FMI se refería así a las consecuencias derivadas de la paralización de la actividad económica no indispensable decretada en varios países europeos. Esta decisión, unida a las medidas de confinamiento impuestas por las autoridades sanitarias y la consiguiente suspensión y caída de la producción industrial y de la actividad laboral, se ha traducido en un brusco aumento del desempleo.

Solo en Euskadi, hasta finales de marzo se habían presentado alrededor de 7.300 expedientes de regulación temporal de empleo que han afectado a cerca de 50.000 personas. Por lo general, las causas aducidas por las empresas para presentar estos ERTEs son:

  • La obligatoriedad de cierre impuesta por la Administración (comercios, bares, restaurantes, etc.)
  • La ausencia de clientela debido al confinamiento obligatorio;
  • La ausencia de suministros provocada por las paradas de producción o por problemas logísticos.
  • La expansión del virus entre la plantilla de la empresa.

Todas ellas, causas de fuerza mayor que han permitido a las empresas ahorrarse las cotizaciones de la plantilla y tramitar los expedientes con mayor rapidez.

En Euskadi se ha puesto en marcha la línea de préstamos COVID-19. El objetivo de esta financiación consiste en cubrir los gastos fijos de los próximos 6 meses: personal, impuestos, servicios exteriores, amortizaciones y gastos financieros avalados por el propio Gobierno Vasco a coste cero a cinco años con uno de carencia.

Hasta 25 millones de parados en el mundo

Aunque los expertos señalan que esta crisis tiene un carácter temporal, las principales dudas se centran en conocer cuánto tiempo durará y si el tejido productivo, las empresas y la economía en general serán capaces de soportarlo.

Por el momento, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) trabaja con diferentes escenarios sobre el impacto que tendrá esta pandemia sobre la población trabajadora mundial. Según sus últimas previsiones, la crisis provocada por el Covid-19 podría llevar al desempleo a entre 5 y 25 millones de personas en todo el mundo, un amplio margen cuya concreción dependerá, según la OIT, del grado de coordinación con el que actúen los diferentes países en su lucha contra la  crisis sanitaria.

Entre las acciones que propone para amortiguar ese impacto, el organismo reclama medidas de protección social, de apoyo al mantenimiento del empleo a través de reducciones de jornada o vacaciones pagadas, y la concesión de ayudas financieras y desgravaciones fiscales, en especial a microempresas y pymes.

Impacto en la bolsa

Otro de los sectores que más han sufrido la crisis provocada por la expansión del Covid-19 ha sido el de la Bolsa. Desde que comenzó la pandemia hasta finales de marzo, tres de los grandes índices bursátiles internacionales, el Dow Jones de Nueva York, el Nikkei de Tokio y el FTSE londinense, han registrado desplomes que rondan el 22%, el 16% y el 26%, respectivamente. La caída del IBEX 35 ha sido de cerca del 22% desde el pasado mes de febrero. Cifras que nos indican qué es el coronavirus y su impacto en la economía mundial.

China inicia su recuperación

El primero de los países en sufrir los efectos del Covid-19 fue China, que ya se encuentra en fase de recuperación. Pero los primeros indicadores económicos hablan de:

  • Una caída de la producción industrial del 13,5% interanual en los dos primeros meses del año, su peor registro desde hace 30 años.
  • Un descenso de las ventas al por menor del 20,5% con respecto a 2019 , clave para conocer el consumo interno de la segunda mayor economía del planeta
  • Una subida del desempleo de un 1%, una cifra muy elevada si se tiene en cuenta que la tasa de paro ronda el 6,2%.

Estas cifras han provocado que las previsiones de crecimiento de la economía china pasen del 5,5% inicial al 3%, un recorte que apunta a una recuperación tímida que, sin embargo, puede servir de guía para cuando el resto de países superen la crisis sanitaria.

 

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*