BID, Laboral Kutxa

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apuesta por más infraestructuras y la reforma del mercado laboral

Economía Social

18 Octubre, 2013 | Publicado por LABORAL Kutxa

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) alerta de que, aunque América Latina ha logrado sortear los embates de la recesión, los datos de bajadas en las economías de Estados Unidos, la Unión Europea y China podrían afectar a las previsiones de desarrollo estimadas para la región. El informe macroeconómico anual del BID,  revela que, para continuar con la senda de bonanza, los países deben acometer reformas estructurales que pasan por una nueva regulación del mercado laboral y un aumento de la inversión en infraestructuras.

BID, reforma laboral, Laboral Kutxa

Según el informe del BID, con las reformas estructurales, la proyección de crecimiento de América Latina y Caribe podría situarse en más de un 6% anual, una tasa que es ligeramente superior a la proyectada para los próximos años en los países del sudeste asiático. Latinoamérica tiene los recursos económicos adecuados para crecer mucho más rápido, pero es necesario que su asignación sea más eficaz”.

“Sin las reformas estructurales es muy probable que la región de Latinoamérica y el Caribe, en conjunto, crezca a una tasa anual de sólo 3.9 % durante los próximos cinco años”, indicó en la presentación del informe el economista jefe del BID, José Juan Ruiz. En 2008, esa tasa se situó en el 4,8%.

Necedidad de la reforma del mercado laboral

Para evitar que los países de la región se contagien de la desaceleración que atenaza a la economía mundial, los expertos del BID advierten sobre la necesidad de que se modere el gasto público. El organismo recomienda combinar una política fiscal más estricta y una política monetaria más flexible. Los autores del informe abogan, además, por que los Gobiernos de América Latina adopten “más medidas estructurales para impulsar el crecimiento”.

El informe del BID señala la importancia de que se acometa una reforma del mercado de trabajo. Con una tasa del 56%, América Latina es “la zona del mundo con un mayor grado de trabajo informal”. Para combatir este problema, el documento apuesta por “estimular la formalización de las empresas que puedan llevar al establecimiento de firmas más grandes y eficientes, con una menor tasa de rotación de empleados, mejor capacitación de los trabajadores y más acceso al crédito”.

El organismo también propone un impulso de la inversión en infraestructuras. “América Latina y el Caribe dedica sólo el 2,5% del PIB a la inversión en infraestructura. Si este esfuerzo inversor se duplicara, el crecimiento anual podría aumentar hasta en 2 puntos porcentuales”, indica el informe.

El BID considera que para favorecer esa inversión, la región debería garantizar un ahorro a largo plazo y desarrollar un marco normativo que sea atractivo para el sector privado.

El equipo de estudios macroeconómicos del BID sugiere la necesidad de que cada país de América Latina acometa las reformas en función de sus propias circunstancias. Sin embargo, el BID defiende que la agenda reformadora apunte en una dirección más o menos homogénea, de modo que los avances en un Estado puedan actuar a modo de efecto llamada, “de retroalimentación”, en el resto, contribuyendo al crecimiento regional generalizado.

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*