Banca Cooperativa, Laboral Kutxa

Banca cooperativa y buen gobierno

Economía Social

11 Octubre, 2013 | Publicado por LABORAL Kutxa

Banca Cooperativa, Laboral KutxaLas cooperativas de ahorro y crédito son sociedades, constituidas de acuerdo con la legislación financiera, y cuyo objeto social es servir a las necesidades financieras de sus socios y de terceros mediante el ejercicio de las actividades propias de las entidades de crédito. Pueden estar constituidas por colectivos de profesionales (ingenieros, abogados o arquitectos); las de empleo (Laboral Kutxa) y las de carácter local o territorial, que se presentan bajo la denominación de Cajas Rurales.

Tienen una naturaleza mixta de entidades de crédito y sociedades cooperativas. Por ello, les aplican la legislación financiera estatal, elaborada fundamentalmente por el Ministerio de Economía y Hacienda y por el Banco de España, así como la legislación de cooperativas, es decir, la estatal o la autonómica correspondiente.

Sólo las cooperativas de crédito cuyo objeto principal consista en la prestación de servicios financieros en el medio rural pueden utilizar, conjuntamente o por separado de la denominación cooperativa de crédito, la expresión caja rural.

Las cooperativas de ahorro y crédito pueden realizar toda clase de operaciones activas, pasivas y de servicios permitidas a las otras entidades de crédito, con atención preferente a las necesidades financieras de sus socios. En cualquier caso, el conjunto de las operaciones activas con terceros de una cooperativa de crédito no puede alcanzar el 50% de los recursos totales de la entidad. Están sometidas a los mismos controles que las demás entidades de crédito.

El sector de las cooperativas de ahorro y crédito ha quedado configurado a finales de 2012 en 68 entidades de crédito -frente a las  74 con las que inició el año-; 31 de ellas incorporadas en los tres grupos consolidables que  existen en la actualidad: Grupo Cooperativo Solventia, Grupo Cooperativo Ibérico y Cajas  Rurales Unidas. Además, el pasado año se fusionaron Caja Rural de Burgos, Segovia, Fuentepelayo  y Castelldans en una sola entidad; Caja Rural de Castellón fue absorbida por Cajamar; y se integraron Caja Laboral e Ipar Kutxa.

Características

La cuantía mínima del capital social de las cooperativas de crédito, va en función del ámbito territorial y del total de habitantes de derecho de los municipios comprendidos en dicho ámbito, siendo la siguiente:

Las que operan en municipios de menos de 100.000 habitantes de derecho su capital social mínimo será de 1.051.771,18 euros.

Para las cooperativas de crédito de ámbito local no incluidas en el apartado anterior, ni en el siguiente, o de ámbito supralocal sin exceder de una Comunidad Autónoma su capital social mínimo será de 3.606.072,63 euros.

Para las cooperativas de crédito con sede o ámbito que incluya los municipios de Madrid o Barcelona o de ámbito supraautonómico, estatal o superior su capital social mínimo será de 4.808.096,84 euros.

Los depósitos de clientes y socios de las cooperativas de crédito están garantizados al igual que en los bancos y las cajas de ahorro a través del Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGDEC). Los fondos de garantía de depósitos en establecimientos bancarios, cajas de ahorro y cooperativas de crédito garantizan por depositante 100.000 euros a partir del 10 octubre 2008.

La Banca cooperativa y los bancos cooperativos centrales

El modelo de cooperativas de crédito, bancos cooperativos o “mutual banking”, se encuentra presente tanto en la Unión Europea, Estados Unidos, así como en aquellos en desarrollo.

Con una horquilla de cuotas de mercado que va desde el 5% al 25%, la aportación de las cooperativas de crédito al desarrollo económico y la integración financiera de los territorios en los que operan supera con creces la aritmética de su presencia. En esta línea, el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre «Cooperativas y reestructuración» reconoce la mayor capacidad de resistencia de las cooperativas de crédito europeas a la crisis actual, ya que ningún banco cooperativo ha sufrido un concurso de acreedores en la UE.

 

Tu opinión:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*